miércoles, 24 de agosto de 2011

Jack lemmon vió un fantasma

Jack Lemmon fue un actor de cine estadounidense.

El hijo de Robin Gibb vió un fantasma


Marlon Brando vió un fantasma

Marlon Brando fue un actor estadounidense. A lo largo de su carrera, Brando recibió múltiples reconocimientos por sus logros actorales, entre ellos dos premios Óscar, dos Globo de Oro y tres BAFTA.

Sting vió un fantasma

Gordon Matthew Thomas Sumner, de Inglaterra, y más conocido como Sting, es un músico británico.

Telly Savalas vió un fantasma

Telly Savalas, fue un actor de cine y televisión estadounidense de origen griego nacido en Nueva York.

Barbara Cartland vió un fantasma

Mary Barbara Hamilton Cartland. Fue una de las escritoras con más éxito de novela romántica.

Nicolas Cages vió un fantasma

Nicolas Kim Coppola, más conocido como Nicolas Cage, es un actor estadounidense ganador de los premios Óscar, Globo de Oro y SAG.

lunes, 22 de agosto de 2011

La dama marrón. El fantasma más famoso de la historia.



19 de septiembre de 1936, los fotógrafos Indre Shira y Provand, visitan la mansión Raynham Hall, en el condado de Norfolk (Inglaterra), para realizar un reportaje fotográfico de la villa encargado por la revista Country Live. Mientras van realizando tomas de distintos lugares de la mansión bromean sobre las antiguas leyendas que hablan de los fantasmas de ésta casa, sin saber que están a punto de tomar la fotografía paranormal quizás más famosa de la historia.

Poco o ningún interés tenían en cerciorarse si existían o no los fantasmas, como tampoco acudían allí para perseguirlos y dar fe que realmente existían. Como auténticos profesionales, se limitaron a realizar su tarea prioritaria: fotografiar tanto los exteriores como los interiores de Raynham Hall para la revista “Country Life”, centrándose en el interés arquitectónico e interiorista de la mansión del siglo XVII.

Raynham Hall

Hacia las 16h00, se encontraban ambos terminando la ronda fotográfica de los pisos superiores, fijándose en la emblemática y majestuosa escalera de roble que unía la planta baja a la planta noble. El Capitán Provand se preparaba para hacer la foto con la cámara junto con Indra Shira, sosteniendo éste el flash con el brazo alzado, en el último escalón inferior del tramo. De pronto, Shira se sobresaltó:
-¡Dios mío! Provand…. ¡allí hay algo!
Provand no lo entendió y pensó que hablaba de la belleza de aquella escalera y, haciendo caso omiso a la advertencia, colocó el ángulo de tiro listo para el disparo.
Shira afirmaría posteriormente haber visto una forma etérea bajar por aquella suntuosa escalera de roble, dirigiéndose hacia ellos; pensó, de buenas a primeras, que se debía tratar de alguna broma pesada, pero aquello no podía ser, teniendo en cuenta el inmenso respeto que se tenía a la leyenda de los fantasmas de Raynham Hall.
Aseguraría que aquella forma etérea flotaba a escasos centímetros de los escalones y que se dirigió hacia ellos, convenciéndose de que aquello no podía ser otra cosa que un espíritu…

Por reflejo profesional, Shira apretó el obturador del flash cuando aquel espíritu flotante estaba a mitad de camino de ellos, y luego le entró la risa nerviosa. Provand sacó la cabeza de debajo del manto de la cámara para mirar a su alrededor, y se extrañó de que Shira hubiese disparado el flash sin esperar a su señal. Provand no había visto nada de nada en el objetivo de la cámara… nada más que la escalera.
-¡No lo creerás, Provand, pero en la cámara tienes la fotografía del fantasma de Raynham Hall! espetó Shira, sin dejar de reirse nerviosamente.
Provand se convenció que su socio había momentáneamente perdido la cabeza por culpa del silencio y del lúgubre ambiente del caserón. Pero una vez en el coche y de vuelta a Londres, Shira le apostó cinco libras de que, cuando se revelase la foto, no solo se vería la escalera.
Para acabar con la tontería de su socio, Provand no esperó al día siguiente para ir al laboratorio. Decidieron ambos abrir las oficinas, aún pasada la hora del cierre, y revelar las placas para así dar por terminada la apuesta y embolsarse las 5 libras de Shira.
Shira buscó a una tercera persona, un testigo presencial para que viera con sus propios ojos la evolución del revelado. Echaron mano de un contable que, en ese momento, iba a marcharse; mediante un par de libras e insistentes ruegos, el contable aceptó el papel de testigo y contempló cómo la placa era colocada en la solución fijadora directamente desde la cámara.
El contable en cuestión aseguraría posteriormente: “Si no hubiese visto toda la operación desde un principio, jamás lo hubiera creído!”
Ante los asombrados ojos de los tres hombres, fue apareciendo lentamente la escalera de Raynham Hall y… en la misma fotografía, una figura alta, etérea de una mujer vestida con ropas blancas y largas, sin facciones discernibles, aunque se podía apreciar que era una fémina de unos treinta años. Sus ropajes parecían ser un manto nupcial y una especie de capucha en la cabeza.
La famosa fotografía, junto con la narración de los hechos protagonizados por Shira y Provand, fue publicada el 6 de diciembre de 1936 en el “Country Life”, y poco después en la revista norteamericana “Reader’s Digest”, no sin antes ser debidamente examinada por expertos, quienes aseguraron que la fotografía no había sido manipulada y que, por tanto, no se trataba de un fraude.


Subsistía, sin embargo, una pregunta inquietante: ¿Quién era el fantasma que bajaba por aquella espléndida escalera de roble?
El espectro que pudieron observar los fotógrafos presuntamente correspondería a la señora Dorothy Walpole, hermana de sir Robert Walpole, considerado primer ministro de Inglaterra, que nació en 1686 y falleció en 1726.
Tras la muerte de Dorothy comenzaron a sucederse incidentes de naturaleza inexplicable en la mansión inglesa. Dueño y empleados de la villa, como el señor Tosland, Loftus o Harway, vivieron aterrados ante las apariciones de una joven. Una situación que llegó a provocar varias investigaciones policiales.
En los atestados que se realizaron tras las pesquisas quedaron registrados los testimonios. Descripciones que siempre coincidían en la vestimenta que portaba el espectro: ropas de tonalidades marrones. Y lo que es más sorprendente: todos los testigos afirmaban que se traba de Dorothy Walpole.
Durante el pasado siglo las apariciones de la “dama marrón” de Raynham Hall han disminuido, pero a pesar de ello los fenómenos continúan sucediéndose: extraños acontecimientos que tienen como aval la fotografía fantasmal más popular de la parapsicología y en la que a día de hoy, ningún análisis ha podido detectar fraude alguno.

Frases célebres de creyentes, William Daniel Phillips

«Hay tantos colegas míos que son cristianos que no podría cruzar el salón parroquial de mi iglesia sin toparme con una docena de físicos».
“Al examinar el orden, la comprensibilidad y la belleza del universo, llego a la conclusión de que una inteligencia superior diseñó lo que veo. Mi entendimiento científico de la coherencia y la exquisita sencillez de la física reafirma mi creencia en Dios”William Daniel Phillips (1948 – ) Premio Nóbel de física 1997 por su empleo de rayos láser para producir temperaturas de apenas una fracción por encima del cero absoluto.

http://www.corazones.org/diccionario/cientificos_creyentes.htm

Frases célebres de creyentes, Arthur Leonard Schawlow

«Al encontrarse uno frente a frente con las maravillas de la vida y del Universo, inevitablemente se pregunta por qué las únicas respuestas posibles son de orden religioso... Tanto en el Universo como en mi propia vida tengo necesidad de Dios»
Arthur Leonard Schawlow  (1921 - ) Compartió el premio Nóbel de física 1981 por el desarrollo de la espectroscopia del láser.

Frases célebres de creyentes, Christian Boehmer Anfinsen


«Creo que solo un idiota es capaz de ser ateo».
Christian Boehmer Anfinsen (1916 – 1995), premio Nóbel de química 1972 por su trabajo sobre la estructura de los aminoácidos y la actividad biológica de la enzima ribonucleica.   

Frases célebres de creyentes, Derek Harold Richard Barton

«No hay incompatibilidad alguna entre la ciencia y la religión... La ciencia demuestra la existencia de Dios».
Derek Harold Richard Barton (1918 – 1998) premio Nóbel de química en 1969

Frases célebres de creyentes, Arno Allan Penzia

«Si no tuviera otros datos que los primeros capítulos del Génesis, algunos de los Salmos y otros pasajes de las Escrituras, habría llegado esencialmente a la misma conclusión en cuanto al origen del Universo que la que nos aportan los datos científicos».
Arno Allan Penzias (1933- ), Premio Nóbel de física 1978 por su descubrimiento de la radiación de fondo cósmica.

Frases célebres de creyentes. Ernst Boris Chain

«La idea fundamental del designio o propósito [divino]... mira fijamente al biólogo no importa en dónde  ponga este los ojos... La probabilidad de que un acontecimiento  como el origen de las moléculas de ADN haya tenido lugar por pura casualidad es sencillamente demasiado minúscula para considerarla con seriedad...»
Ernst Boris Chain (1906 - 1979), Premio Nóbel de medicina 1945 por su trabajo con la penicilina.

Frases célebres de creyentes. Arthur Compton


«Para mí, la fe comienza con la comprensión de que una inteligencia suprema dio el ser al universo y creó al hombre. No me cuesta tener esa fe, porque el orden e inteligencia del cosmos dan testimonio de la más sublime declaración jamás hecha: “En el principio creó Dios”...»
Arthur Compton (1892-1962),  Premio Nóbel de física 1927

domingo, 21 de agosto de 2011

William Lane Craig, sobre el argumento ateo

Contra la agobiante logica, algunos ateos continuan afirmando que el Universo y la vida humana fueron creados por azar.  Una contestacion a este argumento ha sido desarrollado por el filosofo William Lane Craig.  El argumento ateo establece que ya que estamos aqui, sabemos que esto debio haber sucedido todo por fuerzas materiales.  El contra-argumento de Craig establece:

"suponga que una docena de fusileros son enviados para ejecutar un prisionero como un peloton de fusilamiento.   Todos ellos disparan un numero de rondas en esa direccion, pero el prisionero escapa ileso. El prisionero pudiera concluir, ya que esta vivo, que todos los fusileros fallaron por un evento extremadamente improbable.  El quisiera atribuir su sobrevivencia a un asombroso golpe de buena suerte. Pero seria mas racional si concluyera que los rifles estaban cargados con balas de salva o que los fusileros deliberadamente fallaron. No solo es la vida misma abrumadoramente improbable, sino que su aparicion, casi inmediatamente, quiza en un periodo tan corto como 10 millones de años, a continuacion de la solidificacion y enfriamiento de nuestro planeta una vez derretido, desafia la explicacion por las leyes fisicas y quimicas convencionales.

Frases célebres de creyentes, Freeman Dyson


"Mientras más examino el universo y estudio los detalles de su arquitectura, más prueba hallo de que de alguna manera el universo sabía que veníamos."
La tecnología es un regalo de Dios. Después de el don de la vida es quizá el mayor de los dones de Dios. Es la madre de las civilizaciones, de las artes y las ciencias.
 Freeman Dyson, uno de los padres de la mecánica cuántica moderna.

El sueño premonitorio de Mark Twain

Mark Twain, cuyo verdadero nombre es Samuel Clemens, sigue siendo el escritor más apreciado de América. Nacido en la pequeña ciudad de Florida, Missouri, y educado en la cercana Hannibal, describió a los verdaderos americanos en libros tales como Huckleberry Finn. Pero pocas personas saben que, debajo de su humor y su cinismo, Mark Twain era un serio estudioso de lo paranormal. Su interés en el tema procedía de la experiencia personal, el día de 1858 en que predijo la muerte de su hermano.
El escritor estaba trabajando entonces como timonel de un paquebote que hacía el viaje entre Nueva Orleáns y St. Louis. Estando en tierra durante unos días, una noche soñó que su hermano Henry yacía en un ataúd metálico llevando uno de los trajes del propio Twain. El ataúd estaba suspendido entre dos sillas, y un ramo de flores, con una rosa roja en el centro, descansaba sobre el pecho del muerto. El sueño fue tan vívido que, cuando se despertó, Twain no se dio cuenta de que había estado soñando y pensó que estaba en casa.
El sueño tuvo un trágico final dos días más tarde. Mientras Twain permanecía en Nueva Orleans, el paquebote en el que trabajaba siguió su ruta por el Mississippi. Su hermano trabajaba también en aquel barco y estaba en él cuando estalló una caldera. Henry sufrió lesiones graves y fue llevado a Memphis, donde murió cuando el médico le inyectó, accidentalmente, demasiada morfina.
Cuando estaban preparando a Henry para el entierro, algunas amables damas recogieron dinero para comprarle un ataúd de metal. El cadáver fue vestido con uno de los trajes de Twain. Mientras el escritor lloraba la muerte de su hermano, una dama entró en la habitación y colocó un ramo de rosas blancas -con una rosa roja en el centro- sobre el pecho del difunto. Más tarde, el féretro fue enviado a St. Louis, donde fue colocado en el piso alto de la casa de su cuñado. Cuando Mark Twain visitó la habitación donde estaba el cadáver, vio que el ataúd había sido colocado sobre dos sillas, tal como lo había visto en su sueño.

http://www.rincondelmisterio.com/el-sueno-premonitorio-de-mark-twain/

Un fantasma en el Instituto Cervantes de Gibraltar

El gobierno de Gibraltar ha cedido recientemente un edificio a los responsables del Instituto Cervantes para que desarrollen allí su actividad. A cambio, la institución se hará cargo de la rehabilitación y, además, tendrá que compartir el edificio con un insólito inquilino: el fantasma de una monja que todavía habitaría el lugar.
El solar en el que hoy se levanta el edificio acogió desde el siglo XVI el convento de La Merced, hasta que tras la toma del peñón por los ingleses fue transformado en instalaciones navales. Al parecer, el convento contaba con pasadizos que comunicaban con un convento de monjas y permitían encuentros clandestinos con los frailes.
Según la leyenda, una monja que mantuvo un romance con uno de los religiosos aún se aparece hoy en día. Entre los testigos se encuentran varios trabajadores del edificio, que dicen haber visto el espectro de una mujer. Ya en el siglo XVIII, la mujer del gobernador, Lady Anderson, dejó testimonio de su encuentro con la monja, que desapareció de su dormitorio a pesar de estar cerrado. Recientemente, en 2007, un ciudadano maltés aseguró haber visto a la misteriosa mujer durante una cena.
(Noticia del año pasado)

Piden un exorcista para expulsar un fantasma en un hospital de Reino Unido

El personal del nuevo Hospital General de Derby en Reino Unido, que pronto será bautizado como Hospital Real, está atemorizado por los múltiples avistamientos de una figura con ropa negra y capa que acecha los pasillos y salas del centro.

Imagen del Hospital General de Derby
Debbie Butler, el gerente del hospital, ya ha informado a todos los empleados que ha solicitado los servicios de un exorcista que pueda liberar el espíritu que vaga por el centro y que ha generado cientos de denuncias de estos en los últimos meses.


Debbie comentó: “Somos conscientes de lo incomodo que estan resultando para todos los empleados esta serie de avistamientos y quería que todos supiesen que estamos intentando solucionarlo, la idea no era alarmar más a nadie, pero considero que mejor seria que estamos tomando cartas en el asunto”.

Los avistamientos son mucho más frecuentes en las habitaciones cercanas al deposito de cadáveres del hospital, donde una figura masculina vestida con ropa negra, ha sido vista muchas veces atravesando las paredes y andando por los pasillos.

El caso lo está estudiando el obispado de la zona ya que son ellos los que tienen que decidir si realmente envían a una persona especialista en estos fenómenos o por el contrario consideran que no es necesario. Lo que está claro es que los empleados de este nuevo hospital están bastante asustados por esta serie de sucesos, estaremos atentos en las próximas fechas para ver como se desarrollan los acontecimientos.
(noticia del año pasado)

sábado, 20 de agosto de 2011

¿Crees en Dios? Vivirás 14 años más














Un nuevo estudio científico titulado “Health benefits of Christian faith” (Beneficios de la fe cristiana para la salud), indica que  aquellos que creen en Dios viven generalmente una vida más sana, y pueden incluso llegar a vivir hasta 14 años más. Lo han puesto en evidencia los investigadores ingleses del Christian Medical Fellowship, una institución que reúne 4350 médicos e investigadores y 980 estudiantes de medicina, a través de un metanálisis, es decir, el estudio de todas las investigaciones publicadas sobre un cierto tema.
El 81% de los estudios publicados demuestra que los cristianos afrontan mejor la enfermedad, se recuperan más rápidamente y están protegidos en mayor medida de futuras enfermedades. Los doctores Alex Bunn y David Randall han declarado: “La investigación publicada sugiere que la fe se puede asociar a una mayor duración de la vida y a una amplia gama de beneficios para la salud. De un modo especial, la fe se puede asociar a una mejor salud mental“. El análisis se ha basado en más de 1.200 estudios y 400 recensiones. Los beneficios de la fe cristiana sobre la salud se pueden resumir en los siguientes:



  • Bienestar psicológico y físico;
  • Felicidad y satisfacción de vida;
  • Esperanza y optimismo;
  • Tener una meta y un significado en la vida;
  • Mayor autoestima;
  • Mejor adaptación al luto;
  • Una red de relaciones sociales mayor y mejor, y menos soledad;
  • Niveles inferiores de depresión y recuperación más rápida en caso de sufrir depresión;
  • Tasas más bajas de suicidio;
  • Menor ansiedad;
  • Menor psicosis y tendencias psicóticas;
  • Niveles más bajos de alcoholismo y drogadicción;
  • Menores niveles de delincuencia;
  • Mayor estabilidad y satisfacción conyugal.
El reverendo Ewan Aitken, de la iglesia de Escocia, ha comentado los resultados diciendo: “Estas conclusiones refuerzan la idea de que la experiencia religiosa es positiva. Se percibe en términos de actitudes de vida y en el modo en que se afrontan las dificultades. Creo que hay una relación clara entre fe y buena salud“.

http://parroquiadebecerril.wordpress.com/2011/05/24/%C2%BFcrees-en-dios-viviras-14-anos-mas/

Según estudio la Fe afecta positivamente al Sistema Neurológico.

 Las fe afecta para bien al cerebro. A pesar de que esta afirmación ya se ha venido constatando, un estudio de Andrew Newberg, experto en la relación entre neurología y espiritualidad ha dado a conocer nuevas conclusiones de lo que provoca en la propia persona la religiosidad mientras otros científicos intentan explicar su origen y se preguntan por qué las creencias son universales.
Newberg, experto en la base neurológica que se establece por tener fe ha hecho público en su libro «Cómo cambia Dios tu cerebro», escrito en colaboración con Mark Robert Waldman, el resumen de varios años de investigación innovadora acerca de la base biológica de la experiencia de personas de fe.
Basándose en estudios tomográficos cerebrales de practicantes de alguna religión, Newberg afirma que las prácticas espirituales tradicionales como la oración son capaces de alterar las conexiones neuronales del cerebro, conduciendo a «estados duraderos de unidad, paz interior y amor».
Newberg afirma que «la neurología es incapaz de decir si Dios existe o no», pero cree que ayuda a explicar la fe sin desmontarla. El experto considera que «el enemigo no es la fe, el enemigo es la rabia, la hostilidad, la intolerancia, el separatismo, el idealismo extremo y el miedo motivado por prejuicios, ya sean seculares, religiosos o políticos».
A lo largo del libro, el autor defiende que «para la mayor parte de los estadounidenses» lo que influiría más positivamente en su calidad de vida es «la espiritualidad». En las páginas del libro, fruto de la experiencia de años de estudios neurológicos.
La investigación del científico llega a la conclusión de que hay una influencia muy grande de prácticas de fe sobre aquellos que «creen de verdad». Según su investigación sobre las variedades de la experiencia de fe, la poca capacidad de la mente humana para percibir con precisión «la verdad universal» le hace ser escéptico. Aún así, el mismo autor resume su experiencia personal así: «Hasta este momento, sigo buscando y explorando».

http://www.amen-amen.net/noticias

El ser humano, predispuesto a creer en Dios.

Los seres humanos tienen predisposición a creer en Dios y en la vida en el más allá. Es lo que dice un importante estudio de investigadores de Oxford, guiados por el filósofo Roger Trigg, catedrático en la universidad de Warwick (Reino Unido). El estudio, del que se han hecho eco importantes medios de comunicación (aquí, aquí y aquí), lleva por título “Proyecto de Cognición, Religión y Teología”, y ha contado con un presupuesto de 4 millones de libras esterlinas (4.500.000€). La conclusión más importante del mismo es que la psicología evolutiva determina que la fe en Dios es un impulso humano universal, que se encuentra en todas las culturas y está presente desde la más tierna infancia. Y mientras que la creencia en Dios se desarrolla de un modo natural y espontáneo, el ateísmo es una postura cultural y debe ser aprendida.

Según la investigación, que se ha prolongado durante los últimos tres años, existe en la mente humana una predisposición a ver el mundo y los fenómenos naturales según una finalidad, un diseño. «Esto significa que no se puede separar la religión de la vida pública», ha declarado a la BBC el co-director del proyecto, el antropólogo Justin Barrett, del Centro de Antropología y Mente de la universidad de Oxford.  El estudio ha implicado a 57 investigadores que han llevado a cabo 40 investigaciones en 20 países, examinando tanto sociedades religiosas como sin Dios.

Los estudiosos han descubierto que en la primera infancia es claramente natural pensar en modo religioso, «como por ejemplo creer en la omnisciencia de Dios». Como es lógico, la investigación no dice nada sobre la existencia de Dios: «el hecho de que sea más fácil pensar de un modo determinado no significa que esto sea verdadero. Sin embargo, podemos concluir que las personas relacionadas por los vínculos religiosos podrían ser más propensas a colaborar como sociedad». Es fácil, no obstante, añadir la hipótesis que el propio Trigg adelanta: «Las personas religiosas ahora podrán decir: “Si existe Dios, él nos habría creado con una inclinación a buscarlo».

Seguramente, continúa el filósofo, este estudio «tiene profundas implicaciones para la libertad religiosa. Si hay algo que está tan profundamente radicado en en la naturaleza humana, no es posible no permitir al hombre satisfacer sus necesidades básicas. La religión es mucho más universal, prevalente y enraizada de lo que pensamos. No se puede simplemente hacer como si no existiera». Finalmente, ha terminado criticando a los críticos de la secularización: «La tesis de la secularización creo que carece de esperanza».

Conclusiones

Según Justin Barrett, del análisis del porqué las creencias y las prácticas religiosas persisten en las sociedades de todo el mundo se desprende que los vínculos sociales que propician las religiones favorecen que los individuos cooperen como sociedades.

Por el contrario, añade Barret, “hemos descubierto que es menos probable que la religión prospere en las poblaciones de las ciudades de países desarrollados, en las que ya existen potentes redes de apoyo social”.

Roger Trigg, por su parte, señala que “hemos reunido un corpus de evidencias que sugieren que la religión es un factor común de la naturaleza humana, y que se produce en sociedades muy diversas. Esto supone que los intentos por suprimir la religión tenderán a tener una corta vida porque el pensamiento humano hunde sus raíces en conceptos religiosos, como la existencia de agentes sobrenaturales o dioses, y la posibilidad de que existan la vida después de la muerte o la vida antes del nacimiento”.

Creer en un dios benevolente disminuye los niveles de preocupación, incertidumbre y estrés

nvestigadores del McLean Hospital, centro afiliado a la Universidad de Harvard, han llegado a la conclusión de que aquellos que creen en un dios benevolente tienden a preocuparse menos y a ser más tolerantes con las incertidumbres de la vida que aquellos que creen en un dios indiferente o autoritario. El estudio, publicado recientemente en la revista 'Journal of Clinical Psychology', ha sido presentado por el autor principal, el doctor David H. Rosmarin, profesor de psicología en McLean, durante la reunión anual de la American Psychological Association. Los resultados instan a los profesionales de la salud mental a integrar las creencias espirituales de los pacientes en sus regímenes de tratamiento, especialmente cuando los pacientes son religiosos. "La importancia de este trabajo en el campo de la psiquiatría implica que tenemos que tomarnos la espiritualidad de los pacientes más en serio", comenta Rosmarin, "la mayoría de los profesionales no están preparados para conceptualizar cómo las creencias espirituales pueden contribuir a los estados afectivos". El artículo informa de los datos de dos estudios separados. Uno de ellos encuestó a 322 sujetos de organizaciones y sitios web religiosos, incluyendo cristianos y judíos. Este estudio muestra que aquellos que confían en que un dios los cuida tienen menores niveles de preocupación y menos intolerancia a la incertidumbre en sus vidas que aquellos que desconfían.

El segundo estudio se realizó con la información de 125 sujetos seleccionados en organizaciones judías. Se les mostró un programa de audio y video diseñado para aumentar la confianza en dios y disminuir la desconfianza. Los participantes del experimento, de dos semanas de duración, experimentaron un aumento significativo en la confianza en dios y una reducción de la desconfianza, así como una disminución significativa clínica y estadística en la intolerancia a la incertidumbre, la preocupación y el estrés.
Según el estudio, "las creencias positivas de confianza en dios se asociaron con una menor preocupación, esta relación ha sido parcialmente mediada por la disminución de los niveles de intolerancia a la incertidumbre. Por el contrario, las creencias negativas están relacionadas con un nivel mayor de preocupación e intolerancia".
El documento señala que otros estudios han mostrado que el 93 por ciento de los estadounidenses cree en un dios o en un poder superior y que el 50 por ciento de ellos afirma que la religión es muy importante para ellos. Según la presente investigación, las evidencias existentes indican que muchas áreas de la espiritualidad y la religión son influencias relevantes en el funcionamiento psicológico.
Sin embargo, según Rosmarin, los profesionales de la salud mental rara vez preguntan a los pacientes acerca de sus creencias espirituales, en sus palabras "se trata de un problema de salud, no es una cuestión religiosa; al saber en qué creen los pacientes, los profesionales de la salud mental podrían ayudar mejor a los pacientes".

Las personas religiosas son más felices

Creer en Dios puede hacer que la vida sea más feliz, según un estudio presentado en una conferencia de la Royal Economic Society (Real Sociedad Económica), en la Universidad de Warwick, Reino Unido .
El documento -que contiene información proporcionada por miles de europeos- sugiere que las personas religiosas pueden reaccionar mejor ante eventos como perder el trabajo o divorciarse porque tienen un nivel más alto de satisfacción con las cosas de este mundo.
El profesor Andrew Clark, académico de la Escuela de Economía de París, Francia, que participó en la investigación, explicó que otros aspectos de la educación religiosa que no tienen que ver con la fe también pueden influir en la felicidad futura.
Éste no es el primer estudio que relaciona la religión con la felicidad, y muchos psicólogos piensan que hay factores benéficos en la fe o en la observancia de la fe.
En 2003 un grupo de investigadores de la Universidad de California, Estados Unidos, concluyó que los budistas son las personas más felices y más calmadas del mundo.
Sin embargo, otras investigaciones han indicado que no hay ningún vínculo entre la religión y la felicidad, señalando que algunas prácticas religiosas crean sentimientos de culpa que pueden provocar neurosis y otras enfermedades mentales.
El profesor Clark y la doctora Orsolya Lelkes, del Centro Europeo de Investigación y Política de Bienestar Social, usaron información de encuestas realizadas en hogares cristianos -tanto católicos como protestantes- para analizar no sólo sus actitudes ante la felicidad propia sino también ante temas como el desempleo.
Sus conclusiones indican que la religión puede ofrecer cierta “protección” contra los desengaños de la vida.
“Comenzamos la investigación para entender por qué hay países europeos con beneficios de desempleo más generosos que otros, pero nuestro análisis sugirió que las personas religiosas sufren menos daño psicológico que los no creyentes cuando pierden su trabajo”, explicó Clark.
Las personas religiosas “tienen niveles de satisfacción más elevados”, concluyó el académico.
Pese a que es más probable que las personas que acostumbran ir a la iglesia se opongan al divorcio, la separación marital les afecta menos que a otras personas cuando se produce, agregó el investigador.
“Encontramos que las personas religiosas experimentan estímulos en el presente en vez de guardarlos para el futuro”, puntualizó Clark.
Sin embargo, el académico admitió que la naturaleza de los estudios que se usaron significa que hay factores no detectados -tal vez en la forma de vida o en la formación de las personas religiosas, como una familia estable y relaciones- que provocan este tipo de satisfacción.
El beneficio puede provenir del sentido de que hay “un propósito en la vida” entre los creyentes, dijo Francis.
“Estas conclusiones son consistentes con otros estudios que sugieren que la religión tiene un efecto positivo, aunque hay quienes opinan que la religión puede llevar a la inseguridad y al fracaso, y por tanto puede tener un efecto negativo”, declaró.
“Todavía hay muchos que piensan que la religión daña a las
Terry Sanderson, presidente de la National Secular Society (Sociedad Secular Nacional) -que representa los intereses de los ateos y los agnósticos británicos- señaló que los estudios sobre la presunta relación entre la religión y la felicidad “no tienen sentido”.
Según Sanderson, “los no creyentes no pueden simplemente adoptar una fe para ser felices. Si uno piensa que los argumentos religiosos son increíbles no creerá en ellos pese a la presunta recompensa que ofrezcan en términos de satisfacción personal”.
La felicidad, indicó, “es un concepto evasivo, porque escuchar música clásica me parece sumamente agradable y ver fútbol me parece repulsivo”.
Otras personas “sienten exactamente lo opuesto. Pero a fin de cuentas todo depende del individuo y, hasta cierto punto, de sus predisposiciones genéticas”, dijo Sanderson.

Los beneficios humanos de creer en Dios

Mientras se sigue discutiendo en no pocos lugares, especialmente en países de raigambre cristiano en Occidente, el papel de la religión en la vida pública, diferentes estudios científicos ponen de manifiesto los beneficios humanos de la fe.

En un reciente libro titulado Cómo cambia Dios tu cerebro, Andrew Newberg y Mark Robert Waldman resumen años de investigación sobre la relación entre salud neurológica y fe, a partir de estudios a religiosas y monjes budistas. ¿La conclusión? Hay una influencia positiva de la fe en aquellos que creen verdaderamente.

A inicios de marzo de 2009 la universidad de Toronto ofrecía los resultados de una investigación realizada por uno de sus profesores de psicología, Michael Inzlicht, y que arrojaba datos sumamente interesante como el que creer en Dios puede bloquear la ansiedad y minimizar el estrés. El estudio fue publicado en la revista Psychological Sciense y en las muestras participaron no nada más creyentes sino también agnósticos.

Según un estudio del profesor Bradford Wilcox, docente de sociología en la universidad de Virginia (Estados Unidos), hay una evidencia de que la religión está desempeñando un papel que fomenta una orientación familiar entre los varones estadounidenses. ¿Cómo sustenta esta afirmación? A partir de la asistencia regular de los hombres a los servicios litúrgicos cristianos: los hombres que acuden regularmente tienen matrimonios más fuertes, estables y sus esposas son más felices. Pero no es todo. Un elevado porcentaje de las parejas casadas que asisten a misa tienen un 35% menos de probabilidad de divorcio.

Respecto a los hijos, Wilcox evidenció que los padres que asisten a los servicios cristianos están más involucrados en las vidas de sus hijos: en el 65% de los casos, los padres también tienden a ser más afectuosos. Otro dato significativo es la alta tasa de hombres y mujeres que su vida cristiana activa propicia el concebir hijos sólo después del matrimonio.

En la misma línea va el estudio de Pat Fargan para la Fundación Heritage (se puede consultar en http://www.heritage.org/Research/Religion/bg1992.cfm), análisis que, además, ahonda en el papel positivo que la religión tiene en la educación de los hijos, la prevención en el consumo de drogas y alcohol, sexualidad y salud mental y física, y ausencia de violencia doméstica.

Según el estudio de Fargan, entre otros muchos datos, los jóvenes religiosos son hasta tres veces menos propensos a tener hijos fuera del matrimonio y a no abusar en el consumo de alcohol. Fargan también afirma que la gente que practica su fe tiene menos riesgo de caer en depresión o de suicidio.

En el mes de enero de 2009, la revista Peditrics publicó un estudio de Janice Rosembaum donde queda de manifiesto que los jóvenes religiosos aplazan su edad de inicio sexual, algo sumamente bueno pare evitar embarazos no deseados, enfermedades sexuales e infidelidad en el matrimonio. Pero no es todo. Según el análisis del Journal of Drug Issues, de octubre de 2008, la religiosidad de los jóvenes influye en la resistencia a la influencia de amigos que suelen emborracharse o drogarse

Hay otros estudios que confirman el bien que produce la vivencia práctica y real de la fe en la familia, en sintonía con las investigaciones de Wilcox, Fargan y Rosembaum. Es el caso del análisis del sociólogo de la universidad estatal de Mississippi, John Bartkowski, publicado en la revista Social Science Research (Se puede consultar el estudio en http://www.livescience.com/humanbiology/070424_religion_kids.html).

Según la investigación de Bartkowski, si el padre y madre van a la Iglesia y viven su fe, los hijos se desarrollan mejor: estudian con mayor disposición y tienen más habilidades sociales. Los niños cuyos padres asistían a la iglesia con frecuencia tenían las mejores puntuaciones en autocontrol, comportamiento y cooperación con sus iguales. ¿Por qué sucedía esto? Por tres razones:

1) Las redes religiosas de relación social apoyan a los padres, mejoran sus habilidades como padres, y los niños ven que los mensajes de los padres son reforzados por otros adultos.

2) Las comunidades religiosas tienden a promover valores de sacrificio y familia, que "podrían ser muy, muy importantes al definir cómo los padres se relacionan con los hijos y cómo los niños se desarrollan como respuesta".

3) Las comunidades religiosas aportan al ser padre una ‘significación sacra’.

El estudio comprobó que si los padres discuten en casa por razones religiosas perjudican a los hijos, que no se benefician de los resultados estadísticos positivos de otros niños.

También es posible que los padres con niños buenos puedan ser ambos asiduos a la práctica religiosa precisamente porque sus niños se comportan bien; mientras que “el culto en una congregación es una opción menos viable si piensan que sus hijos se comportan pobremente”, reflexiona Bartowski.

Ciertamente no se recurre a la fe para ser feliz. C.S. Lewis decía que para eso él siempre tenía presente que existían las botellas de alcohol. Los beneficios son una consecuencia natural de la fe, no una causa para creer. Sin embargo, los beneficios humanos de la fe no dejan de ser un valor añadido que no se puede olvidar nunca al hablar de la religión en la vida pública, pues en definitiva son una riqueza para la vida de las naciones y de todos sus ciudadanos.


http://es.catholic.net/sectasapologeticayconversos/574/1437/articulo.php?id=42788

Creer en Dios hace a las personas `más felices´

Creer en Dios puede hacer que la vida sea más feliz, según un estudio presentado en una conferencia de la Royal Economic Society (Real Sociedad Económica), en la Universidad de Warwick, Reino Unido. El documento sugiere que las personas religiosas pueden reaccionar mejor ante eventos como perder el trabajo o divorciarse porque tienen un nivel más alto de resistencia a la frustración ante las crisis de este mundo.

Se comenzó la investigación para entender por qué hay países europeos con beneficios de desempleo más generosos que otros con el desempleado, pero al realizar el análisis del estudio se vio que las personas religiosas sufren menos daño psicológico que los no creyentes cuando pierden su trabajo, es decir, las personas religiosas "tienen niveles de satisfacción más elevados”.

Se usó información de encuestas realizadas en hogares cristianos -tanto católicos como protestantes- para analizar tanto sus actitudes ante la felicidad como ante temas como el desempleo o el divorcio.

El resultado fue que las personas religiosas experimentan vivencias negativas que sólo afectan su presente, en vez de guardarlas por mucho tiempo de forma que les dañen; e indican que la religión puede ofrecer cierta "protección" contra los desengaños de la vida.

Así, por ejemplo, pese a que es más probable que las personas que acostumbran ir a una iglesia se opongan al divorcio, la separación marital les afecta menos que a otras personas cuando se produce.

El profesor Andrew Clark, académico de la Escuela de Economía de París, que participó en la investigación, explicó que además de la fe hay otros aspectos de la educación religiosa que no tienen que ver con la fe también pueden influir en la felicidad.

Según el profesor Leslie Francis, de la Universidad de Warwick, el beneficio puede provenir del sentido de que hay "un propósito en la vida" entre los creyentes que va más allá de las circunstancias transitorias de la vida.

 MÁS ESTUDIOS
Éste no es el primer estudio que relaciona la religión con la felicidad, y muchos psicólogos piensan que hay factores social y psicológicamente positivos en la fe.

En 2003 un grupo de investigadores de la Universidad de California, Estados Unidos, concluyó que los budistas son las personas más felices y más calmadas del mundo. Sin embargo, otras investigaciones han indicado que no hay ningún vínculo entre la religión y la felicidad, señalando que algunas prácticas religiosas crean sentimientos de culpa que pueden llegar a provocar enfermedades mentales.

Terry Sanderson, presidente de la National Secular Society (Sociedad Secular Nacional) -que representa los intereses de los ateos y los agnósticos británicos- señaló que los no creyentes no pueden simplemente adoptar una fe para ser felices. Añadió, que la felicidad, es un concepto evasivo, porque escuchar música clásica le parece sumamente agradable y ver fútbol le parece repulsivo mientras personas sienten exactamente lo opuesto.

viernes, 19 de agosto de 2011

La prueba matemática de Gödel de la existencia de Dios

Kurt Gödel es, sin duda, uno de los más importantes matemáticos del S.XX. Su principal campo de trabajo fue la lógica y la teoría de conjuntos, siendo especialmente reconocido y recordado a nivel matemático por sus dos Teoremas de Incompletitud. 


En 1970 distribuyó entre sus colegas de profesión una prueba en la cuál mediante argumentaciones lógico-matemáticas probó la existencia de Dios. Esta es su demostración:

  • Axioma 1. (Dicotomía) Una propiedad es positiva si, y sólo si, su negación es negativa.
  • Axioma 2. (Cierre) Una propiedad es positiva si contiene necesariamente una propiedad positiva.
  • Teorema 1. Una propiedad positiva es lógicamente consistente (por ejemplo, existe algún caso particular).
  • Definición. Algo es semejante-a-Dios si, y solamente si, posee todas las propiedades positivas.
  • Axioma 3. Ser semejante-a-Dios es una propiedad positiva.
  • Axioma 4. Ser una propiedad positiva (lógica, por consiguiente) es necesaria.
  • Definición. Una propiedad P es la esencia de x si, y sólo si, x contiene a P y P es necesariamente mínima.
  • Teorema 2. Si x es semejante-a-Dios, entonces ser semejante-a-Dios es la esencia de x.
  • Definición. NE(x): x existe necesariamente si tiene una propiedad esencial.
  • Axioma 5. Ser NE es ser semejante-a-Dios.
  • Teorema 3. Existe necesariamente alguna x tal que x es semejante-a-Dios. 

 En notación matemática esta prueba es la siguiente:
Gödel basa su argumento en las reflexiones de San Anselmo. Este define a Dios como el ser más grande en el universo. Nada hay más que se pueda imaginar. Por el contrario, si Dios no existiera, entonces un ser superior de alguna forma tiene que existir, las cosas no se crearon de la nada hace millones de años. Como no fue posible explicar eso, entonces por definición, Dios tuvo que existir. Solo que no es el Dios que todos tenemos en mente, solo la energía pura que nos rodea.

¿Cómo se puede enjuiciar una demostración tan abstracta? Muchos lógico-matemáticos no han sido capaces de explicar todos los aspectos de la prueba, y por lo tanto es muy difícil asegurar su completa naturaleza. ¿Es esta demostración el resultado de una meditación profunda, o es el desvarío de un lunático? (Gödel en la parte final de su vida sufrió importantes trastornos mentales) Los méritos académicos de Gödel son  impresionantes. Gödel es principalmente famoso por su teorema que demuestra que debían existir fórmulas verdaderas en las matemáticas y en la lógica para las cuales no era posible demostrar su verdad ni su falsedad, convirtiendo de este modo las matemáticas en un sistema incompleto. 
 http://sentadoenlatrebede.blogspot.com/2011/06/la-prueba-matematica-de-godel-de-la.html

Las 5 vias de la existencia de Dios




















1ra prueba: Vía movimiento:
Todo lo que se mueve en el mundo es producido o movido por algo que a su vez también fue movido por algo. Pensar hacia el pasado, una serie de cosas movidas por otra nos lleva a considerar en un primer momento a un motor inmóvil. Dicho motor inmóvil (causa del movimiento del mundo) lo llamamos “Dios”.

2da prueba: Argumento de casualidad:
Todo efecto sucede a una causa y toda causa procede a un efecto. Por ejemplo, la silla es el efecto del trabajo del carpintero (causa); las investigaciones forenses, la condena judicial son efecto de un crimen (causa).
El orden del mundo se rige por el principio de casualidad por lo tanto si todo sucede a una causa, tuvo que existir un momento en que haya una causa del cual el mundo sea efecto, pero que esta no sea efecto de ninguna otra, si no, causa de si misma. Esta causa incausada es Dios.

3ra prueba: Vía de necesidad:
Todos los seres del mundo son contingentes, es decir, que tienen una existencia pasajera (son y después no son).Ninguno de ellos tiene la razón de su propia existencia en si mismo, si no que existen en función de algo que no es contingente, sino que es necesario. Eso que es necesario es siempre, por lo tanto, fundamental y da existencia a los seres contingentes. Ese ser que es necesario es Dios.

4ta prueba: Vía de los Grados de Perfección:
Todo lo que el hombre juzga perfecto o completo hace en virtud de aquello que es completo, perfecto sin mas. En la realidad no encontramos nada que sea completo, lo completo, que esta fuera de la realidad, lo llamaremos Dios.

5ta prueba: Vía de finalidad o topología:
Vemos en el mundo orden y finalidad, no es el mundo creado por el hombre, sino en el mundo natural dicho orden y predisposición de los elementos nos hablan de una intencionalidad creadora que dota de finalidad a los seres del mundo.
Dicha intencionalidad creadora es Dios.

http://web1.taringa.net/posts/info/5931456.R/Las-5-vias-de-la-existencia-de-Dios.html

Nuevas ¿caras? de Bélmez bajo el precinto

res días llevaba Blas sin dormir. Tres. Se despertaba a media noche porque siempre tenía la misma pesadilla: una pared caída. Blas es albañil, pero de ahí a que una pared le quite el sueño, eso no le había pasado en sus cuarenta años de profesión. Pero es que esta no era una pared cualquiera. Él lo sabía y notaba la presión. Fue él quien hace seis meses entró en la casa donde nació María Gómez. Fue él quien se metió en la habitación del fondo, la más fría de todas, donde habían aparecido nuevas caras, por primera vez en otra casa que no era en la que María residió con su marido y sus hijos, y fue él quien pico esas caras hasta dejar la pared lisa, sin rastro de nada, sin ninguna figura.

Detrás de él entró la notaria, Elena Ramos, que verificó que la pared había quedado completamente lisa y precintó la habitación para que nadie pudiera entrar. Y detrás de ellos dos llegó el cerrajero, que colocó una mampara ante la puerta para que si había alguna duda de que se pudiera manipular el precinto de la habitación, quedara totalmente despejada.

Todo promovido por el Grupo de Investigaciones Parapsicológicas de Bélmez, un grupo de investigadores de Sevilla que ya lleva varios años trabajando en la que fuera la casa natal de María, heredada por sus sobrinas, Ana y Felipa, y donde, tal y como todos defienden, comenzaron a aparecer teleplastias tras la muerte de María Gómez. El precinto fue el 18 de febrero y ayer, 18 de agosto, tocaba desprecintar y comprobar qué había pasado en este tiempo en la famosa pared. De ahí los nervios de Blas.

No sabían lo que se iban a encontrar, pero los investigadores no se plantearon la discreción ni por un momento. En la puerta de la casa natal estaban ayer, a media mañana, medios de comunicación, vecinos, miembros de la Asociación Parasicológica de Mula (Murcia), que habían sido invitados al acontecimiento, familiares e interesados en el fenómeno en general. Pasadas las doce llegaba la notaria y comenzaba el 'espectáculo'. La gente se agolpaba en el pasillo de la casa que conduce a la habitación para poder ser los primeros en entrar y echar un vistazo. Pero no fue tan fácil.

El proceso fue el mismo, pero a la inversa, que el día del precinto. Primero tuvo que entrar el herrero y desmontar la mampara. Después la notaria comprobó que el precinto sobre la puerta continuaba tal y como lo había dejado y cuando tocaba abrir la puerta, en mitad del caos de gente, fue cuando cayeron en la cuenta de que la única llave de la puerta se la había llevado la notaria y no la había traído. El herrero tuvo que intervenir de nuevo y romper la cerradura. Y ya sí, por fin, se abrió la puerta.

El misterio se desveló
Hasta cincuenta personas llegaron a meterse en la habitación al mismo tiempo y el misterio se desveló. Caras como tal no había, pero la pared tampoco estaba lisa, como la había dejado Blas. Fue a él al primero al que llamó la notaria cuando vio la pared, para que diera cuenta de cómo estaba y de cómo está. «En mis cuarenta años no he visto que esto haya aparecido en una pared, tengo los pelos de gallino», dijo el albañil.

«Son carillas chicas», decían unos; «que temblor me ha entrado al verlo», decían otros. Para Diego Fuentes, el presidente del grupo de parapsicología de Bélmez, es «muy sorprendente» lo que han encontrado después de estos seis meses. «No sabemos bien lo que es, pero es un suceso paranormal. Son como pequeñas caras que se están formando. Antes de picar la pared había pequeños rostros de niños y el rostro de un anciano, y ahora lo que esperamos es que empiecen a salir nuevas caras, sobre todo viendo los resultados que hemos obtenido en tan poco tiempo».

Vista la pared, ahora el siguiente paso es llevar un trozo de la misma a analizar al laboratorio para ver su composición. La muestra también se tomó ayer ante la notaria. «Sólo puedo certificar que ha habido un cambio, que la pared antes era homogénea y ahora ya no lo es, pero no entro en nada más», dijo una vez comprobadas las novedades.

«Es un orgullo, que vean que en esta casa no hay demonio, ni engaños, lo que hay es mucha fe en Dios y en la Virgen», decía Felipa, que junto con Ana, son las sobrinas de María Gómez y ahora las propietarias de la casa. Con sus palabras se refería, entre otras cosas, al enfrentamiento que mantienen con los hijos de María, propietarios de la casa donde aparecieron las caras hace ya cuarenta años. Es más, éstos no dejaban ayer tomar imágenes de su casa para que no se confundiera con la nueva.

«Si ha sido la chacha María, bendita sea», decía Felipa. «Y ahora van a salir más caras, pero van a ser otras diferentes a las que había. Ahora se ha demostrado que todo era realidad», decía Ana.
Las de esa habitación no son las únicas caras que hay en la casa natal de María. También en la planta superior, en el suelo y en las paredes, hay otras caras y el grupo de parapsicología no descarta hacer el mismo experimento con ellas más adelante. Mientras, el museo sobre el fenómeno en Bélmez de la Moraleda, va para adelante, con una subvención europea superior a los 850.000 euros, y que ha despertado críticas a nivel nacional y de personajes tan populares como Arturo Pérez Reverte.
http://www.ideal.es/jaen/v/20110819/provincia/nuevas-caras-belmez-bajo-20110819.html

miércoles, 17 de agosto de 2011

La creatividad del universo no puede reducirse a leyes físicas

El escritor Michael Shermer revisa en un artículo de Scientific American el concepto de Dios a partir de las ideas que plantea el último libro del biólogo norteamericano Stuart Kauffman. En su libro, Kauffman reclama la existencia de un Dios completamente natural, que explicaría la incesante creatividad de los sistemas que componen el universo, en los niveles de mayor complejidad. El reduccionismo, que permite conocer las partes que componen cualquier entidad, no alcanza a explicar la auto-organización de dichas entidades, señala. Y Dios sería tan sólo el nombre para aquello que escapa a las leyes físicas, añade. Michael Shermer, historiador de la ciencia y escritor de ciencia divulgativa norteamericano, además de fundador de la Skeptic Society, ha publicado recientemente en la revista Scientific American un interesante artículo sobre la ciencia “sagrada”.

¿Puede la emergencia romper el hechizo del reduccionismo y devolver la espiritualidad a la naturaleza?, se pregunta Shermer. El concepto de emergencia, según la filosofía, hace referencia a aquellas propiedades o procesos de un sistema no reducibles a las propiedades o procesos de sus partes constituyentes.

Este concepto ha adquirido renovada fuerza a raíz del auge de las ciencias de la complejidad, que son aquellas disciplinas que hacen uso del enfoque de sistemas (esfuerzo de estudio interdisciplinario que trata de encontrar las propiedades comunes a los sistemas que se presentan en todos los niveles de la realidad), dando lugar a estudios teóricos y aplicados como la Cibernética.
Según explica Shermer, a principios del siglo XVII, el matemático Galileo Galilei, que sería el primer científico de la época moderna, desarrollador de un sistema experimental-matemático de la ciencia, estableció el objetivo de descubrir regularidades en la naturaleza que pudieran dar lugar a leyes físicas.

Esta cosmovisión mecánica llevó a que, en adelante, los científicos buscaran la red de causalidades que explicaría cualquier fenómeno complejo del mundo, reduciéndolo a sus partes componentes más simples. Órganos, células, química, bioquímica… todos los objetos y modos de estudio tendieron a partir de entonces al reduccionismo.
En un cosmos que, desde esta perspectiva, comenzó a parecer completamente explicable por este sistema, ¿qué lugar quedaba para Dios?, se pregunta Shermer. Para responder a esta difícil cuestión, Shermer alude al libro Reinventing the Sacred (Reinventando lo Sagrado), escrito por Stuart Kauffman.

Kauffman es un biólogo teórico estadounidense, especializado en el estudio de los sistemas complejos y famoso por sus teorías sobre la auto-organización de la materia, que han complementado la explicación ordinaria del darwinismo y las teorías de la complejidad. En español ha sido publicada su obra Investigaciones: complejidad, autoorganización y nuevas leyes para una biología general (Tusquets, 2003).

Kauffman, según explica Shermer, le da la vuelta al reduccionismo con la teoría de la emergencia y de la auto-organización, fenómenos que, dice, no pueden ser explicados por las leyes de la física. Para Kauffman, la “incesante creatividad del universo natural, de la biosfera y de las culturas humanas” puede ser llamada Dios, que sería solamente “un nombre escogido” para nombrarla.
En el universo emergente que Kauffman defiende, el reduccionismo no estaría equivocado sino que, simplemente, sería incompleto, porque, aunque ha ayudado a dar grandes pasos a la ciencia a lo largo de la historia, no puede explicar misterios aún no resueltos, como el origen de la vida, la biosfera, la conciencia, la evolución, la ética o la economía.

En el caso de la biosfera, por ejemplo, Kauffamn señala que el marco científico newtoniano nos serviría para conocer sus variables, las leyes por las que éstas se interrelacionan o las condiciones iniciales de la biosfera. Sin embargo, todos estos datos no nos servirían para predecir sus futuros estados.

Y este problema no es sólo consecuencia de una falta de potencia en las herramientas de registro y procesamiento de datos (en este caso, los ordenadores), señala Kauffman, sino que es un problema ontológico de causas diversas a niveles distintos. Algo completamente nuevo emerge a niveles altos de complejidad (algo que no puede reducirse a las leyes físicas). Ese “algo”, parece decir el científico, obliga a replantearse la idea de Dios.

Michael Shermer, por su parte, señala que diferencias ontológicas similares existen en la emergencia auto-organizada de la conciencia, la moral, y la economía. En un libro reciente publicado por este autor, “The Mind of The Market” (Times Books, 2008) se demuestra cómo la economía y el desarrollo son sistemas adaptativos complejos que aprenden y crecen a medida que evolucionan desde lo simple a lo complejo.

Asimismo, el libro demuestra que ambos fenómenos desarrollan sus propios sistemas de retroalimentación autodirigida. Este nivel de complejidad de ambos sistemas no puede ser deducido por la física, explica Shermer.

Se trataría, por tanto, de un proceso creativo de emergencia, que, en cualquier lugar observado, llega a resultar sorprendente y sobrecogedor, y llenar de gratitud y de respeto. Sería, según Kauffman, un Dios, un Dios completamente natural, sinónbimo de la absoluta creatividad presente en el universo.
Según Shermer, Kauffman sería uno de los científicos actuales más espirituales. “Pero”, escribe Shermer, “soy escéptico con que su versión del Dios 2.0 (una deidad digna de culto) desplace algún día al Dios 1.0, a Yahveh, cuyo programa de la Edad de Bronce ha estado funcionando durante 6.000 años en el software de nuestros cerebros y de nuestra cultura”.

A mayor grado de Escolaridad, Mayor Creencia en "un Poder Supremo"

En una encuesta de investigación elaborada por la Universidad de Nebraska dedujeron que los no creyentes llegan a formar un criterio más amplio respecto de Dios que el propio creyente, es decir, la universidad y formación académica consigue una mayor fe en un poder supremo de parte de los estudiantes.
La encuesta publicada en la revista “Review of Religious Research” elaboró una lista de encuestas y entrevistas a 2 mil personas que manifestaron ser regulares en su religiosidad.
El profesor Phillip Schwadel, encargado del grupo de investigación explicó, “La gente tiende a cambiar su modo de pensar sobre la religión debido a que conforme avanzan por la preparatoria y la Universidad, se hacen de más amigos con otros criterios, incluidas personas con distintas creencias a las suyas”.
Y Continuó afirmando que por cada año de educación adicional después de la escuela Secundaria es mucho mas probable que las personas manifiesten su creencia en un “poder superior” más que en “un Dios”.

El bombero ateo que se convirtió al rescatar la Sábana Santa del incendio de 1997

Mario Trematore fue uno de los enviados a sofocar el incendio que consumía la catedral de la ciudad de Turin en 1997 y ponía en peligro la Sábana Santa. Ateo convencido, nada le hacía presagiar que esa noche volvería a rezar. Fue el 11 de abril del 97. A las 23.45 horas un fuerte olor a humo hacia saltar la alarma. Las llamas hacían estragos en la capilla Guarino Guarini de la Catedral de Turín. Poco después de que los bomberos llegaran al lugar del incendio, el jefe de la dotación dio orden de evacuar la zona por el peligro de derrumbe de la catedral. Ofrecemos el vídeo del rescate de la Sábana Santa donde se ve a Mario Trematore romper el cristal antibalas y sacar la Sindone, momento en el que tuvo su encuentro personal con Jesucristo, que cuenta en el reportaje escrito.

Entre quienes estaban entonces en el altar mayor, donde caían escombros de la cúpula de madera de la capilla, estaba Mario Trematore. “La capilla del Guarino caía en pedazos y hacía un calor abrasador. Uno de los pilares principales ya se había derrumbado y no había mucho tiempo para pensar porque todo podía venirse abajo”, recordaría más tarde Trematore, que, en ese momento, solo pudo rezar una oración que había aprendido hacía muchos años. “Vi de nuevo al niño pequeño que aprendió a rezar el Padrenuestro y lo recé”.


 Trematore cogió entonces una maza de hierro y comenzó a golpear la vitrina que protegía el relicario de la Síndone. Fue capaz de romper un cristal antibalas y, con la ayuda de sus manos, sacar el cofre metálico en el que duerme la Sábana. Las imágenes de Trematore liderando la columna que sacó a hombros el cofre no sólo han dado la vuelta al mundo, también han quedado grabadas en el corazón de su protagonista: “Siempre cuenta que en ese momento oyó la voz de un niño y dice que la caja metálica no le pesaba. Es muy curioso porque el relicario es muy pesado, pero él lo vivió así”, explica Mark Guscin, editor de la revista de la Sociedad Británicas de la Síndone de Turín y amigo personal de Trematore.
A Guscin no le sorprende que Trematore se encontrara con Cristo al acercarse a la Síndone: “He acompañado a muchos a ver la Sábana Santa, muchos de ellos ateos que después se han convertido. Es una presencia especial, es inolvidable la primera vez que la ves cara a cara”, asegura.
Pero volvamos a aquella noche de 1997. Mario Trematore sintió entonces que en sus manos estaba salvar “un símbolo de los valores cristianos” y que Dios le dio la fuerza necesaria para romper ese cristal y rescatar la tela que envolvió el cuerpo de Jesucristo. “Aquella noche sentí que una voz venida de lo alto me acompañaba y me daba fuerza”.


Cuenta el bombero, hoy retirado, que no se siente un héroe, sino un instrumento de Dios. “Mmario3.gife sorprende ver cómo Dios, que todo lo puede, se sirve de nuestras manos y de nuestros brazos para sus obras, porque, con o sin nuestra ayuda, Jesús habría renacido de los escombros”.
Mario Trematore después de aquella noche del 11 de abril de 1997 tuvo que enfrentarse a la fama: periodistas de todo el mundo querían hablar con él, daba charlas en universidades, acudía a platós de televisión... Hoy guarda en su casa un trozo del cristal que rompió con sus manos y la chaqueta del uniforme que llevaba esa noche. La fama efímera, pasó pronto y dejó en Trematore una sensación de vacío; "lo pasó mal", explica Guscin.

Pero lo que no le ha abandonado desde entonces es su fe. "Desde la noche del incendio Cristo es mi compañero de viaje. Lo siento a mi lado cuando camino por la calle, cuando recojo a mi hija del colegio, cuando hago las compras, paseo por Turin, trabajando... Es un amigo, un confidente a quien pedir consejo", reconocía Trematore a una radio italiana 10 años después de aquel incendio. "Hoy sé que nunca más estaré sólo", dice un bombero ex ateo, que recomienda a quien tenga la suerte de contemplar la Sábana Santa que no piense que la razón pueda encorsetar o reducir la fe. "Al contrario, cuando la razón se usa de un modo auténtico libera el alma para que ésta perciba el misterio del que todo depende". El misterio de un hombre ensangrentado cuyo amor quemó a Mario más que el propio fuego. 

http://www.caminocatolico.org/home/index.php?option=com_content&view=article&id=1511&catid=46&Itemid=80 

Las visiones antes de la muerte

Las visiones en el lecho de muerte son usualmente desestimadas, sin embargo científicos admiten que hay pocas investigaciones serias sobre los procesos que se desarrollan en nuestro cerebros cuando estamos cercanos a la muerte.

La nueva información indica que lo que nosotros llamamos las experiencias del fin de nuestras vidas son mucho más comunes de lo que nosotros pensamos.  El doctor Peter Fenwick de la red de científicos del Reino Unido ha llevado a cabo esta investigación con el personal que labora en residencias para enfermos desahuciados.

Fenwick descubrió que las personas próximas a morir experimentaban extraños fenómenos. Con frecuencia las personas tienen visiones, en las cuales ven que familiares, quienes murieron hace mucho tiempo, venían a ayudarles.

Otras investigaciones incluyeron miembros de la familia de la persona en estado grave, quienes dijeron que fueron visitados por la persona que estaba muriendo incluso cuando la distancia que los separaba eran miles de millas.

Fenwick aseguró que las experiencias de ese tipo son comunes, pero que muchas personas son reacias a hablar sobre ellas. "La evidencia que ha aflorado de nuestras entrevistas es contundente. Los pacientes no hablan sobre sus visiones con sus enfermeros o el personal que les cuida por temor a ser ridiculizados. El personal que trabaja en lugares donde se encuentran enfermos terminales no abordan estos temas no sólo porque no están enmarcados en el campo científico, sino porque no pertenecen a la cultura de un lugar de ese tipo. Nosotros no tocamos estos temas si no estamos con nuestros amigos", dijo Fenwick.

Críticos de este estudio aseguran que todo tiene un carácter retrospectivo, pues depende de los recuerdos que estas personas tienen de los eventos pasados.

El doctor Fenwick intenta organizar un estudio que analice científicamente los fenómenos que ocurren en el lecho de muerte. Él ha apelado por un nuevo modelo de morir que desdeñe menos ese tipo de experiencias y no las califique como simples alucinaciones de quienes están próximos a morir.

http://www.mdzol.com/mdz/nota/316041-la-ciencia-en-el-ultimo-adios-las-visiones-antes-de-la-muerte/

martes, 16 de agosto de 2011

¿Somos Reales?

Documental de la BBC con Martin Rees Astronomo Real Britanico, presenta una vision sobre nosotros y el universo en el que vivimos.

lunes, 15 de agosto de 2011

La Dama de la Cigüeña

La antigua maternidad de la Cigüeña en Valencia es el escenario de extraños sucesos que provocaron terror en muchos de sus trabajadores. La mismísima Generalitat Valenciana encargó una investigación oficial en el edificio para corroborar estos supuestos fenómenos. Policía y personal sanitario fueron testigos de excepción de cómo trabajadores del centro aterrados y poseídos por la histeria se negaban a volver a entrar a la Cigüeña.

Imagen Fantasmagorica en la A16


domingo, 14 de agosto de 2011

La gente con más educación tiende a ser más religiosa: estudio


Las personas tienden a ser menos religiosas a medida que tienen más educación, ¿Correcto? No necesariamente, de acuerdo con un nuevo estudio.

Después de analizar la información de una encuesta nacional, el sociólogo de la Universidad de Nebraska-Lincoln, Philip Schwadel, encontró que las personas en realidad tienden a ser más religiosas —por lo menos en algunas definiciones—cuando tienen mayor educación.

“Todo recae en lo que consideres ser religioso”, dice Schwadel, profesor asistente de la Universidad de Nebraska-Lincoln. ”Si se trata simplemente de asistir a los servicios religiosos, entonces no. La gente con estudios superiores no es menos religiosa, de hecho, es más religiosa”.

“Pero si se trata de decir que la Biblia es la palabra de Dios y decir que sólo una religión es la verdadera, entonces son menos religiosos”, continúa.

Schwadel utilizó información de la muy respetada General Social Survey, una encuesta acumulativa y representativa a nivel nacional que lleva a cabo el National Opinion Research Center de la Universidad de Chicago y que se realiza cada dos años desde 1972.

Los científicos sociales dependen enormemente de la gran calidad de la General Social Survey, la cual provee datos acumulados recogidos regularmente entre 1972 y 2010.

Su estudio será publicado en la próxima edición de la revista Review of Religious Research.

Schwadel encontró que por cada año adicional de educación.

—La probabilidad de asistir a los servicios religiosos aumenta el 15%.

—La probabilidad de leer la Biblia por lo menos ocasionalmente aumenta el 9%.

—La probabilidad de cambiar a una religión protestante principal —Episcopal, Luterana, Presbiteriana o Metodista—aumenta el 13%.

A los encuestados de la General Social Survey se les preguntó si creen en Dios sin ninguna duda, con varios niveles de duda, si tienen un concepto diferente de Dios o de un poder superior, o si no creían en nada de eso, dice Schwadel.

“Con más años de educación, no tienes más probabilidad de decir, 'no creo en Dios'”, dice. “Pero tienes más probabilidad de decir, 'creo en un poder superior'”.

Los resultados tienen sentido para el Dr. Michael Lindsay, presidente de Gordon College en Massachusetts y autor de Faith in the Halls of Power, sobre el crecimiento de la élite cristiana evangelica.

“Cuanto más educada está la persona en su fe, su punto de vista religioso es más cosmopolita”, dice. “Son más terrenales en el mejor sentido del término. Ellos conviven con personas de diferentes religiones todos los días y como resultado tienen visiones distintas de lo que quiere decir expresar la fe en una plaza pública”.

“Son más tolerantes, pero esta es la cuestión: no son menos fieles”.

Pero una destacada voz para los ateos dice que los resultados del estudio sobre que la educación aumenta ciertas medidas de religiosidad puede ser más complicado de lo que parece.

“Hay mucha gente que va a la iglesia pero que no son creyentes”, explica Ed Buckner, expresidente del grupo American Atheists. “Van por todo tipo de razones. No quiero decir que sean un fraude o que engañen, (pero) ellos van por razones sociales o (porque) eso es lo que sus familias o sus compañeros esperan de ellos. Algunas veces asisten para poder vender más seguros”.

“Pero hay muchos ateos en las bancas, o por lo menos personas que no están comprometidas y que probablemente no han pensado y examinado cuidadosamente las opiniones religiosas que se expresan en esa iglesia”.

El resultado de que la gente con mayor educación se mueve hacia las principales denominaciones cristianas sugiere una dinámica de clases, alega Buckner.

Cuando la gente tiene más educación, dice, se mueven hacia la clase media y la clase media alta. “Y en cuanto lo hacen”, asegura, “se mueven a situaciones más establecidas en la sociedad, lo que significa que se unen a las iglesias que son las iglesias de la élite, o por lo menos de la clase media”.

Pero Schwadel detalla que los encuestados hablaban de sus verdaderas creencias, no sólo de sus hábitos de ir a la iglesia.

“Lo que todo esto me dice es que la religión es importante para la gente de todos los niveles educativos en Estados Unidos”, comenta. “Sólo que, dependiendo de tu nivel de educación, te comportas y crees de manera diferente”.

¿Entonces por qué esa percepción tan generalizada de que los intelectuales son menos religiosos, o incluso no son religiosos?

Los académicos por lo menos son un poco menos religiosos que la población en general, dice Schwadel.

“Cuando vemos esas tendencias, las solemos exagerar”, afirma. “La mayoría de la gente ve una tendencia y piensa que todo el mundo es así”.

Lindsay piensa que hay más que eso.

“Existe un esfuerzo concentrado por un grupo de gente muy inteligente que trata a la religión como una panacea para los ingenuos”, dice.

Bucker no está de acuerdo con eso.

“¿Pensamos que cualquier persona que no esté de acuerdo con nosotros es un idiota o un tonto? Bueno, algunos de nosotros pensamos eso”, dice de los ateos. “Pero no creo que eso sea sistemáticamente verdadero para todo el mundo en el movimiento”.

“(…) Quiero decir, yo creo que están equivocados. Cualquiera que crea que hay un Dios en el cielo allá afuera que hace todo lo bueno y lo malo para nosotros, básicamente cualquiera que piense que el universo se preocupa por nosotros, está equivocado”, continúa. “En las palabras de Richard Dawkins, han sido engañados”.

Pero algunas creencias religiosas de la gente están “profunda y cuidadosamente consideradas”, comenta Buckner. “Y también me doy cuenta de que la falta de creencias religiosas de algunos ateos son bastante superficiales y no han pensado bien las cosas”.

“Le tengo más respeto a una persona religiosa que realmente se plantea esto, que lee libros que no comparten su punto de vista y aún así acepta esa posición, que el que le tengo a alguien que sin pensarlo rechaza cualquier punto de vista particular”.

Lindsay dice que el estudio podría ayudar a romper algunas de las barreras religiosas de la sociedad.

“Es un problema de percepciones, porque alimenta la idea de que hay algún tipo de guerra cultural profundamente arraigada, en donde la gente inteligente se opone a la gente religiosa, cuando de hecho es mucho más complicado que eso”, asevera. “Y de hecho, las antiguas divisiones entre la gente profundamente religiosa y las personas no religiosas probablemente no aplican”
http://mexico.cnn.com/salud/2011/08/12/la-gente-con-mas-educacion-tiende-a-ser-mas-religiosa-estudio